Fondo de Emergencia diversificado

Se que voy a tocar un tema que es una “vaca sagrada” de la educación financiera, pero os voy a plantear mi opinión, que como tal, es solo mía y puedo estar completamente equivocado.

Se que mi situación personal es ventajosa, pero parto de la base de 2 principios que tengo grabados a fuego:

  • Tengo diferentes fuentes de ingresos recurrentes muy estables, aunque soy muy consciente que los cisnes negros existen.

  • Tengo una vida austera. Siempre la he tenido. Lo que me he podido permitir, me lo he permitido, y lo que no, no. Y aun y todo, creo que no me he privado de nada, pero por mi propia mentalidad, nunca me he dejado caer en las “trampas de ego” de porque yo lo valgo, o para eso trabajo duramente, etc
    Tras el confinamiento reduje al minimo los gastos fijos, y a día de hoy prefiero pagar por lo que voy a usar/disfrutar que pagar cuotas recurrentes de servicios que no uso.

Dicho lo cual, yo no tengo fondo de emergencia.
A final de mes, procuro haber invertido/gastado todo mi dinero, y duermo tranquilo como un bebe.

¿Como lo hago?
Tengo un presupuesto mensual bastante afinado, y llevo un calendario de los gastos fijos como seguros, IBIs, etc

No tengo deuda mala, y mi cartera está muy diversificada, con productos mas y menos liquidos, que ante una emergencia podría deshacer, sin incurrir en perdidas.
Tengo grabado a fuego los conceptos de coste de oportunidad, y de ahorro, por lo que prefiero que hasta hasta el último de mis euros esté trabajando para mi, por lo que si llegase el caso, preferiría deshacer la inversión en la que menos perdida tuviese, que el tener un dinero parado sin producir.

Como he dicho es solo mi opinión, y me permite estar tranquilo al 100%

1 me gusta

Si se lleva tiempo invirtiendo a largo plazo (supongamos en fondos o acciones) con bastante plusvalia latente como que ni en una bajada de mercados nos veríamos en negativo, con una cantidad que supere bastante el teórico fondo de emergencia (digamos fondo 15K y esa inversión concreta y líquida 50) a una mala eso también sería un fondo de emergencia, díficil que se vaya a 0 o muchas pérdidas y líquido.

1 me gusta

Parece claro. con una inflación del 10% erosionando cualquier fondo de emergencia e inversiones que puedes deshacer rápidamente. no le veo problema a tu sistema, al contrario, todo un ejemplo a seguir

Las vacas sagradas, cada cual tiene las suyas, no creo que haya leyes inmutables en esto de las finazas personales. P.e. los masters recomiendan no usar tarjetas . Pero yo detesto el metálico, no me gusta llevar dinero ni estar contando billetes ni monedas cuando me devuelven y paso de ir al cajero me parce una pérdida de tiempo y de seguridad y no puedo rastrear mis gastos con tanta claridad, además el dinero es antihigiénico. ¿Qué problema hay con las tarjetas? Para mí ninguno, controlo perfectamente porque registro cada euro que gasto, me ajusto a presupuesto y no hago compras impulsivas. Solo veo ventajas y desde el COVID que puedes pagar hasta importes ridículos con ellas y con el NFC del móvil, no llevo ya ni tarjetas ni cartera, puesto que el carné de conducir es documento oficial también lo llevo en app, toda una liberación. Pero entiendo que el impulsivo, el que no mide lo que gasta y es caprichoso, mejor que no tenga ni use tarjetas

Las vacas, cada uno que tenga cuidao con las suyas y no con las que te diga la teoría. En tu caso no veo vaca sagrada en peligro, por tener tu pasta invertida, yo opino y hago más o menos lo mismo que tu aunque me gusta tener al menos 1000 €uretes a mano porsi, igual que procuro llevar 10 o 20 € en la funda del móvil, porsi… a veces se pegan meses sin ver la luz pero aún no he conseguido que críen ja ja